sábado, 12 de agosto de 2006

Política: poses y posturas I

¿Cómo es la democracia en un país que fue gobernado durante setenta años por una dictadura "light", manejado por una oligarquía transa y mentirosa que hacía permear su naturaleza a todas las capas de la sociedad? Hoy en día, en pleno debate post-electoral, luego de los cambios que han traído al país un cierto aire democrático (por lo menos en apariencia), vemos la pugna entre dos partidos políticos y sus simpatizantes. El otro partido con representación está tan desprestigiado que muy pocos se atreven a declararse priístas; eso recordaría demasiado a los tiempos de Siempre en Domingo, Jacobo Zabludobsky y el cinismo a la hora de aplicar la vulgar filosofía de "el que no transa no avanza".
En estos tiempos, el debate público y privado entre los dos partidos fuertes adopta un cariz a veces alarmante, pero en la gran mayoría de los casos es más bien de sentimentalismo ridículo, ignorancia y falta de un verdadero debate de la razón, muy acorde con las campañas políticas que "venden" al candidato apelando al aparato emocional de los votantes, de una manera idéntica (y esto no lo digo yo, lo admiten incluso los publicistas encargados de esas campañas) a como se vende un detergente o un teléfono celular. (Mientras que hace treinta años el mercado se trataba de vender un producto aceptable a un precio justo, el mercado hoy en día lo que vende es imagen, uno no compra ya tal teléfono celular o automóvil por las características de calidad o simple estética, el consumidor de hoy compra el producto porque le permite afirmar "su" personalidad o su pertenencia a alguna corriente sociocultural).
Que no nos extrañe ahora que el ciudadano adopte las mismas actitudes en la política.
Dividiremos esto en unos como apartados que deben corresponder a las poses y posturas que adoptan algunos ciudadanos de México en estos tiempos, pero antes, para rigor semántico, consultaremos el DRAE... en la versión que yo tengo, "postura" tiene trece acepciones; la más relevante es la segunda, que dice, textualmente: posición o actitud que alguien adopta respecto de algún asunto. "Pose" tiene nada más una: postura poco natural, y, por ext., afectación en la manera de hablar y comportarse.

Ahora vayamos con los apartados:

Posturas

Postura 1: Miembro del PRD (luchador social). En este caso tenemos al verdadero defensor de las causas populares, antiimperialista, con ciertos tintes rojizos. Para vislumbrar las variantes, podemos establecer dos juegos de parámetros: extremo vs. moderado; demócrata vs. dictatorial.
Postura 2: Miembro del PAN (neocapitalista). Gente nacida en el seno de las clases medias o altas, educada, realista: su interés es conservar la estratificación actual de la sociedad. En este caso no hay variantes, excepto tal vez el grado de tolerancia e intolerancia hacia otras posturas políticas.
Postura 3: Miembro del PRD (oportunista). Tipo vulgar que quiere un huesito. Es probable que la pobreza sufrida en la infancia o juventud le haya hecho perder todo sentido de ética; se ha afiliado a este partido convencido de su eventual triunfo, esperando que le toque algo. He aquí los protagonistas de los videoescándalos y otros chacales.
Postura 4: Miembro de PAN (católico). Otro tipo vulgar, bien nacido, poco informado, que ha sido invitado al partido por los recursos económicos de la familia. Ve en el PAN una especie de institución celestial en la tierra; su corazón, lleno de catecismos, esta convencido de que la única acción política piadosa es votar por el blanquiceleste. Aquí se halla nuestro carismático presidente.
Postura 5: Simpatizante del PRD (informado). Sus pesquisas le han llevado a la conclusión de que seguir las propuestas económicas del PAN únicamente aumentará la brecha entre el rico y el pobre y multiplicará las injusticias.
Postura 6: Simpatizante del PAN (informado). Su conclusion: lo mejor es jugar el juego del imperio, lo contrario sería ir contra la corriente mundial; por lo menos tendríamos libertad para ser buenos jugadores.

Poses

A diferencia de las posturas, que responden a la defensa de intereses e ideas reales, producto del uso adecuado de la corteza cerebral, las poses tienen como característica estar basadas en los dictados de la víscera. Como se verá, tienen un curioso ordenamiento clasista, su función es, como la de los productos de consumo, ayudarle al sujeto a afirmar sus "convicciones"; se trata de adoptar esta o aquella postura "para que no vayan a decir que soy naco", o por el contrario "yo creo en el che Guevara".

Perredistas:
Pose 1: Estudiante Universitario. Su interés en la política es únicamente para poder integrarse a un discurso que le parece atractivo por la gente que está inmersa en él. Tal vez estudie sociología, psicología social, antropología o alguna otra materia que huela a marihuana. El comunismo le parece un sueño maravilloso que se puede alcanzar, pero ignora hasta lo más elemental del materialismo histórico o la economía. Los hay de todas las universidades.
Pose 2: Hijo de tigre. Su papá o su mamá es de la postura 5; ha mamado socialismo desde la cuna, y votó (si ya tiene edad) por el PRD porque votar por otra cosa sería traicionar las costumbres familiares. Luego de votar, se fue a Plaza X a tomar café con sus amiguitas y ver una película de Hollywood.
Pose 3: Estudiante del 68. Anda cerca de los sesenta años, su mentalidad política ha permanecido intacta desde aquellos años y todavía cree que Cuba es un buen lugar para vivir.

Panistas:
Pose 1: Quiero ser fresa. En su casa votan por el PAN, por eso él o ella vota por el PAN. Jamás se ha interesado por la política, ni siquiera sabe lo que significa esa palabra. Los perredistas le parecen "unos nacos", el Peje "un gatete". Pertenece generalmente a la clase media, su único sueño es tener más dinero para poder presumir más y alcanzar una clase superior que él mismo está contribuyendo a hacer cada vez más inalcanzable.
Pose 2: Joven empresario. Se la jugó con un negocio propio, "su empresa", y se lamenta porque todavía no tiene un BMW. Sólo sabe que el PAN apoya a los empresarios. Aquí podemos encontrar egresados del Tec de Monterrey o la Anáhuac y a sus empleados, egresados de escuelas privadas chafas donde todo es pose, como la UVM o la UNITEC.
Pose 3: El Peje está feo. En este caso tenemos a amas de casa jóvenes o viejas cuyos esposos o padres son panistas. Su onda son las telenovelas, todo lo ven en blanco o negro, en buenos y malos; peje malo, felipe bueno.


1 Comments:

At 3:29 p. m., Anonymous Zeck said...

pues sip asi es creo que has descrito al grueso de la gente que en esta epoca no puede ponerse de acuerdo, creo que deberias poner al que no sabe ni que pedo, al que sigue a sus papás o familia o amigos, en fin personalmente creo en la Paz y el dialogo solo asi se puede llegar al verdadero Socialismo utopico cada quien con las sillas que necesita me entiendes, bueno tambien negar la mismisima naturaleza humana de querer más "cosas" que el vecino

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home