miércoles, 9 de abril de 2008

Polìtica: A vuelo de pájaro (en construcción)

Demagogia, mentiras, contradicciones. Toda la lindeza de nuestra política nacional, ahora en las manos de gente que es inepta incluso para estafar. Ayer en la noche, mientras me comía un alambre de pastor con champiñones y queso, escuché a Felipe Calderón Hinojosa, el presidente de México que fue abucheado por cientos de miles de personas cuando tomó posesión en Palacio Nacional, comunicar la tan traída y llevada propuesta de reforma energética para Petroleos Mexicanos (Pemex). La última parte de su discurso fue sobre los beneficios que supuestamente vamos a obtener todos los mexicanos, antes de eso delineó los puntos de su reforma, y antes de eso, estuvo hilando un discurso que me sonó a demagogia, mentiras y contradicciones.
¿Por qué demagogia? Porque dijo que el petroleo que no hemos extraído los últimos años podría haber servido para multiplicar por cuatro un programa que beneficiaría a los que menos tienen, aunque sabemos que de haberse extraído ese petroleo, una fracción muy pequeña iría a esta clase de programas que sólo sirven para dar la impresión que sus autores se preocupan por los que menos tienen (que desde luego son los más), y secundariamente para levantar la miseria sólo un poco, tratando de evitar levantamientos sociales que son ya inevitables.
¿Por qué mentiras? Porque esta reforma energética no es más que un negocio de la clase política y los supermillonarios con sus análogos en Estados Unidos y otros países. Nuestros políticos no son nuestros, no son mexicanos, su nación es el grupo supra-nacional dominante de todo el mundo, la nueva nación sin patria que se ha beneficiado de las políticas neoliberales. Tampoco son políticos, son sólo unos empresarios advenedizos.
¿Por qué contradicciones? Porque afirmaba Fecal en repetidas ocasiones que el petroleo seguiría siendo "nuestro", que Pemex no se privatizaría, pero, ¿no es la privatización uno de los bastiones del neoliberalismo? ¿Que la línea de este gobierno ridículo no es el neoliberalismo? Por favor...
Como dice el título de este post, esta es sólo una serie de impresiones iniciales que me dieron este señor y su propuesta mientras me comía mi alambre. Habrá mucho que comentar sobre todo esto, comenzando por los Bonos esos que "no son acciones" y que van a estar sujetos a "límites" para evitar que algunos los acaparen. (¿Van a costar cien pesos? Uuuy! Dejen abro mi cartera para ver para cuántos me alcanza. Algunos pases mágicos de los doctores en economía de Harvard podrían hacer fácilmente que los tales bonos no valieran nada en muy poco tiempo: otro saqueo).
Tengo una propuesta mejor:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home